Últimos comentarios

miércoles, 14 de mayo de 2014

La deuda de los concellos con los bancos asciende a 32,3 millones

:logo-lvg: | Barbanza

La cifra se redujo en 2,2 millones con respecto al ejercicio anterior

En una época en la que a ciudadanos y Administraciones les toca apretarse el cinturón, parece que los concellos de la comarca han hecho los deberes, al menos parcialmente, en cuanto a la reducción de su deuda viva, o lo que es lo mismo, la mayoría han ido amortizando los créditos que tienen pendientes con entidades bancarias. Hay excepciones a la norma, pero el esfuerzo realizado ha permitido que la cifra pendiente de pago de las entidades locales de Barbanza se situase en 32,3 millones de euros a 31 de diciembre, 2,2 millones por debajo de la cifra registrada un año antes y 3,2 menos que hace un lustro.

Según los datos publicados por la oficinal virtual de coordinación financiera con las entidades locales del Ministerio de Hacienda, Ribeira es el municipio barbanzano con mayor deuda en términos absolutos, 8,46 millones de euros, mientras que, si se analizan las cifras por número de habitantes, los peor parados son los vecinos de A Pobra. Para saldar las obligaciones pendientes de pago de las arcas municipales, cada residente tendría que abonar 510 euros, frente a los 18,3 que necesitaría cada habitante de Mazaricos para dejar la cuenta a cero.

De hecho, se da la circunstancia de que los ayuntamientos pobrense y ribeirense son los únicos que rompen la tendencia del resto de la comarca y durante el año pasado incrementaron su deuda de forma considerable con respecto al ejercicio anterior.

Importante descenso

En el otro plato de la balanza, están concellos como los de Noia y Rianxo. Mientras el primero es el único de la comarca al que las entidades bancarias no pueden reclamar nada, el Concello rianxeiro ha reducido su deuda en más de un millón de euros durante el 2013. Con todo, sigue teniendo que amortizar 3,2 millones.

Porto do Son es otra de las entidades locales que ha logrado un descenso de su deuda, que se situaba en 3,1 millones a final de año tras una reducción de 932.000 euros. En Boiro, por su parte, tienen créditos pendientes de pago por valor de 6,6 millones, 913.000 euros menos que en diciembre del ejercicio anterior.

Considerable es también el esfuerzo realizado por el Ayuntamiento de Lousame, cuya deuda bajó un 35% en doce meses, pasando de 772.000 a 498.000 euros, mientras que el caso de Mazaricos también es llamativo. Debe a los bancos 76.000 euros tras amortizar 150.000 durante el 2013.

No es de extrañar, en vista de esto, que los mazaricanos sean los que menos carga soportan para hacer frente a los créditos bancarios.

Situación bien distinta es la de Carnota, que, aunque también consiguió reducir sus obligaciones pendientes de pago, sigue adeudando la nada desdeñable cantidad de 2,2 millones de euros, lo que supone 505 euros por habitante, la segunda más importante de la comarca.

Esta cantidad casi duplica a la media registrada en el conjunto del área barbanzana, que se sitúa en 267 euros por vecino, una cifra ligeramente inferior a la que se registraba en diciembre del 2012, 276 euros.

Entre las Administraciones locales con menor nivel de endeudamiento por residente podría citarse a Outes (85 euros) o Lousame (142 euros por persona).

Hace un lustro

Tomando como referencia los datos de hace un lustro, las obligaciones financieras de los concellos han variado bastante, aunque en algunos casos para peor. No en vano, de los once ayuntamientos de la comarca, seis han visto reducida la cantidad pendiente de pago, mientras que otros la han visto crecer de forma considerable, como A Pobra.

0 comentarios :